Artículos y publicaciones


Erase una vez un pobre leñador que vivía con su mujer y sus dos hijos: Hansel y Gretel junto a un bosque. Un buen día, estos padres apremiados por la pobreza, utilizando la astucia y el engaño, abandonaron a sus niños entre los arboles. Los pequeños desamparados en la oscuridad de la noche hallaron una casita de paredes de chocolate y galletas de jengibre. Allí habitaba una bruja mala que fingiendo que iba a cuidarles se dedicaba a engordar a Hansel con el fin de comérselo y a utilizar a Gretel de criada. Pero ellos sirviéndose de su inteligencia y de su valor fueron capaces de librarse de una muerte atroz y conseguir volver a su hogar, donde unos padres ya arrepentidos les esperaban con los brazos abiertos. ¿No os recuerda este cuento, cruel y despiadado, de los hermanos Grimm a la historia de Madeleine McCann que todos contemplamos boquiabiertos?

Leer el resto de esta entrada…

Incluyo un pequeño extracto del escrito que el día 29 Mayo publiqué en el weblog TODAS. Si quieres leerlo al completo pulsa sobre el título.

LA PUBLICIDAD ¿ESPEJO DE LA SOCIEDAD? por Inma Gilaberte.
Publicado en Todas el 29 de mayo de 2007

Hoy me he quedado atónita ante el anuncio televisivo de un supermercado. Para hablarnos de la calidad de sus productos, hacían pasearse de forma sinuosa un melocotón por la espalda desnuda de una mujer. Esto es sólo una pequeña muestra del sexismo que cada día nos ofrece la pequeña pantalla. Como creo que las imágenes que ésta trasmite tienen una influencia cultural significativa en nuestra sociedad, miro sobrecogida a esa fruta, caminando por el dorso de un cuerpo femenino perfecto, y mientras se desliza, ante mis ojos se desvanecen los logros de tantas espaldas de mujeres que se inclinan ante un hijo, se afirman en su puesto de trabajo, ó se flexionan para llegar a asumir todas sus responsabilidades […]

Puedes leer el artículo completo en todas.

Inma Gilabaerte Mi nombre es Inma Gilaberte Asín.

Soy médico especialista en Psiquiatría, y he realizado mi Tesis Doctoral sobre las consecuencias psiquiátricas de sufrir experiencias traumáticas. También he cursado un Master en el Instituto de Empresa. Durante la mayor parte de mi vida profesional he
desarrollado actividades de investigación en neurobiología y farmacología de la Depresión
fundamentalmente, también en el campo de otras enfermedades mentales graves.
Desde hace un tiempo me he dejado apasionar por el oficio de la escritura. Para mi hoy, como diría Jose Luis Sampedro “escribir es vivir”. Me gusta recrearme en
esta afición tardía que me ha descubierto no sólo un nuevo mundo interior, sino también la
capacidad de compartir mis ideas con desconocidos y cercanos lectores.
Partiendo de mi experiencia como mujer, profesional y mi curiosidad como psiquiatra, escribo reflexiones y relatos sobre mi mundo propio y mi entorno. Acabo de terminar un manuscrito “¿Compartimos la manzana?” que verá la luz muy pronto. En él describo los cambios, en los distintos aspectos vitales, que hemos vivido las mujeres en los últimos 15 años. Me gusta colaborar con distintos medios para dar a conocer mis textos y me encanta comunicarme con mis lectores, porque creo que en esta reciprocidad reside el milagro de la escritura.