Vida emocional


flores.jpg

A veces, parece que el invierno no va a pasar nunca. La oscuridad ocupa las tardes y, el viento, y el frío se adueñan de la calle. Dejamos pasar el tiempo, deseando que los días se sucedan rápido y esperando un milagro que nos libere de la melancolía que nos araña dentro. Pero… de forma inesperada, casi sin que nos demos cuenta, un día el Sol nos acaricia con sus rayos hasta hacernos sonreír, y nos sorprende la vida brotando con verdes aromas entre ramas secas. Entonces, respiramos hondo y nos sacudimos ese aire de invierno que quedaba en nuestros pulmones. ¡Por fin ha llegado la primavera!

Leer el resto de esta entrada…

hombresaco.jpgCuando yo era pequeña, había un personaje que vagaba por las calles de mi pueblo atemorizando a los niños traviesos. Nuestras madres nos hablaban de él con familiaridad, y nosotros sabíamos que si nos alejábamos de nuestras casas o el anochecer nos sorprendía en el parque, teníamos que correr al refugio hogareño para no acabar en el saco de ese hombre cruel que hacía desaparecer a los niños que desoían las órdenes paternales. Hoy apenas nos acordamos de este mito, que es un auténtico desconocido para nuestros hijos a los que hemos querido evitar temores “asustachicos”. Pero, a raíz de las recientes desapariciones de niños pequeños, me ha asaltado una duda: ¿estamos haciendo bien los padres ahorrando esas historias de miedo, también de cautela, a nuestros hijos?

Leer el resto de esta entrada…

corazon.pngLa mayoría de las mujeres que hemos luchado con ahínco y fortaleza durante décadas por ocupar el lugar social que merecemos, todavía sufrimos de una dependencia emocional que no nos deja volar tan alto como podríamos. Esa dedicación afectiva a los demás es explotada por la sociedad que descarga con alivio sobre nosotras las labores de cuidado del otro. Hijos pequeños, esposos exigentes y padres ancianos nos dominan desde sus necesidades. Por ellos y por esta dedicación infinita somos capaces de olvidarnos de nuestros proyectos, de nuestra libertad e incluso llegamos a plegar nuestras propias alas para impedirnos, en un descuido, levantar el vuelo. Ponemos demasiado corazón al servicio de los demás, y nos quedamos con muy pocos de sus latidos para nosotras.

Leer el resto de esta entrada…

gnomos.gifLa vida se tiñe de color de rosa o de color marrón según nuestras experiencias, pero no sólo con esas vivencias trascendentales que nos marcan la vida, sino muy a menudo, también con las pequeñas cosas del día a día que deciden nuestro humor. No son asuntos relevantes, son diminutas piedrecillas que se van colando en nuestro zapato hasta que consiguen hacer que nuestro andar se vuelva francamente molesto. El ejemplo más habitual es el cotidiano atasco en sus múltiples facetas: lluvioso, navideño, de puente, inesperado, accidental…etcétera…etcétera.

Leer el resto de esta entrada…

picasso-03.jpgLa violencia doméstica no ha acabado con el año 2007, y en este año recién estrenado ya hay nuevas víctimas, pero sobretodo hay una alarma creciente que no impide que muchas de estas mujeres que son asesinadas por sus parejas sufran en silencio, durante años, la violencia de éstos sin denunciarla y sin que ni siquiera sea conocida por su entorno más cercano. Todos nos preguntamos el porqué de este atormentado y desgarrador silencio y no nos es fácil encontrar una respuesta al mismo.

Leer el resto de esta entrada…

ordenador.gifHace más de dos semanas que no he escrito nada en este lugar que ya se ha convertido como mi otro yo. Este blog abandonado refleja de forma tan precisa como la imagen de un espejo la renuncia personal que en este tiempo está experimentando mi vida. Ahora mi única identidad es “ser en función de mis hijos”. Durante estas últimas semanas he podido comprobar que 1 + 1 no son 2 sino que pueden convertirse en cualquier cantidad si no eres capaz de resguardar algo de ti ante ellos. Un bebe te introduce de lleno en un mundo sin relojes, pero a la vez tu otro hijo, convertido de repente en mayor, te mantiene atada a unos horarios rígidos que no admiten aplazamientos. Por eso no te queda más remedio que compaginar ese mundo sin días ni noches de madre recién estrenada con las constantes exigencias que depara la vida de tu hijo mayor.

Leer el resto de esta entrada…

sombramaterna.jpgLa relación más compleja existente entre dos seres humanos, es sin duda la relación que se establece entre una madre y su hija. Es un vínculo basado en el imposible equilibrio entre la simbiosis y el rechazo, donde la madre intenta vivir otra vida a través de su hija, controlando su existencia, mientras que ésta intenta desasirse del cordón umbilical materno para poder convertirse en una adulta independiente. Esta lucha de ambiguos sentimientos se desarrolla a lo largo de años de convivencia cercana o distante en los que la extensa sombra de la madre se despliega sobre la personalidad de su hija.

Leer el resto de esta entrada…

Página siguiente »